Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

En momentos de dificultades y enfermedades, nuestra fe y creencia en un poder superior puede ser una fuente de consuelo y esperanza. Cuando se trata de nuestros seres queridos, especialmente de los niños, deseamos poder brindarles alivio y sanación. En este artículo, te presentaremos una poderosa oración curativa para un niño enfermo, respaldada por versículos bíblicos que te ayudarán a conectarte con la divinidad y pedir por su sanación. Descubre cómo puedes utilizar esta oración como una herramienta poderosa para brindarle bienestar a tu pequeño y fortalecer tu fe en tiempos difíciles.

Hace unos días un niño fue llevado muy enfermo al hospital.

Tenía sólo dos años y vomitaba profusamente y tenía deposiciones acuosas frecuentes.

No es de extrañar que su madre estuviera tan preocupada porque, según dijo, era la primera vez que su hijo enfermaba.

Tenía pánico y miedo de perder a su primer hijo.

¿Esta enfermedad desaparecerá tan rápido?

¿Dios ayudará a mi hijo y restaurará su salud?

Estas son algunas de las preguntas más aterradoras que nos hacemos como padres cuando nuestros hijos no se encuentran bien.

A todos nos encanta la forma en que juegan a nuestro alrededor y deseamos con anhelo que Dios los sane.

Por eso debemos pedirle a Dios que sane a su hijo enfermo.

Y a pesar del diagnóstico médico o quirúrgico de tu hijo, debes hacer esto Confía en Dios en tiempos difíciles.

Hay muchos pasajes bíblicos sobre confiar en Dios que pueden animarte ahora.

Y justo cuando crees que toda esperanza está perdida, Dios interviene para decepcionar al diablo y a tus enemigos.

Es preocupante para los padres ver a su hijo enfermo, débil e inquieto.

Por eso hoy oramos por la sanación de sus hijos y pedimos que la poderosa mano sanadora de Dios los encuentre.

No importa lo que dijo el médico, Dios puede sanar si crees.

No importa lo que le hayan diagnosticado, ya sea cáncer o cualquier otra enfermedad grave o incurable, Dios puede sanar.

yo puse esto junto Oración para que un niño enfermo te guíe.


Recomendado para ti


Puntos breves de oración por un niño enfermo (curación y recuperación)

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

Padre Celestial, me inclino ante ti con un corazón lleno de gratitud. Cada día llenas mi vida de bendiciones. Por el soplo de vida, por cada amanecer que amanece, doy gracias. como dijo david Salmo 118:24“Este es el día que hizo el Señor; nos alegraremos y alegraremos”.

Sin embargo, soy todo menos perfecto. Me pierdo, flanco. Pero padre, tu amor nunca falla. Como el hijo pródigo, me recibes de nuevo (Lucas 15:11-32). Gracias por tu gracia.

Así como yo necesito tu perdón, mi pequeño también necesita tu perdón. Puede que tropiecen, pero tú estás ahí para atraparlos. Como en Mateo 18:14No estás preparado para que muera ningún pequeño.

Dios todopoderoso, tú conoces nuestra necesidad. Ves a mi hijo enfermo y me rompe el corazón. Aún así confío en ti. Tú que calmaste la tormenta (Marcos 4:35-41), ciertamente puede aliviar el sufrimiento de mi hijo.

Señor, tu poder es incomprensible. Nada está fuera de tu alcance. Hoy pido ese poder. Protege a mi hijo de los malvados planes del enemigo. Como en Salmo 91:11envía a tus ángeles para protegerlos en todos sus caminos.

El mal acecha en rincones escondidos. Pero contigo, Señor, estamos a salvo. Ves lo que nosotros no vemos. A la sombra de tus alas nos refugiamos (Salmo 17:8). Protege a mi hijo bajo la preciosa sangre de Cristo.

Mi mayor temor es sobrevivir a mi hijo. Pero tus promesas son inquebrantables. Restaurarás la salud de mi hijo (Jeremías 30:17). En ti confío, Señor.

Eres nuestra roca, nuestra fortaleza, nuestro libertador (Salmo 18:2). Por favor dame fuerzas. Lo necesito para mantener a mi hijo. Para ayudarla a superar esta terrible experiencia.

Hoy, Señor, declaro la victoria. No mi victoria, sino la tuya. Tu mano sanadora restaurará a mi hijo. Como en Isaías 53:5Por tus heridas mi hijo es sanado. Yo creo, padre. Amén.

Versículos de la Biblia para orar por un niño enfermo

Jeremías 30:17

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

Pero te haré sanar otra vez
y sanar tus heridas’
explica el Señor,
“Porque te llaman paria,
Sión que a nadie le importa.’

Salmo 107:20

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

Envió su palabra y los sanó;
él la salvó de la tumba.

1 Pedro 2:24

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

“Él mismo llevó nuestros pecados” en Su cuerpo en la cruz, para que muramos por los pecados y vivamos para la justicia; “Por sus llagas fuisteis sanados”.

Salmo 103:3

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

quien perdona todos tus pecados
y cura todas tus enfermedades,


Recomendado para ti


Oración por niño enfermo con curación.

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

La curación es el pan de sus hijos.

Esta tarde una joven fue trasladada de urgencia al hospital sin poder mantenerse de pie y con un dolor insoportable.

Mientras jugaba, accidentalmente se echó agua hirviendo sobre el cuerpo.

Luego sufrió graves quemaduras en la mayor parte de su cuerpo.

Lloró impotente y, como era de esperar, la madre también sentía dolor.

Ella no sabía qué hacer porque, como ella dijo, “Todo sucedió en una fracción de segundo”.

Afortunadamente, pudo controlar sus emociones.

Al principio pensó que su hija nunca se recuperaría de sus heridas.

Pero servimos a un Dios sanador que puede aliviar todo tipo de enfermedades.

Sé que Dios puede sanarla de sus heridas en poco tiempo.

Hasta ahora, mi equipo y yo hemos examinado y tratado sus heridas.

Y con la gracia de Dios, se recuperaría completamente de sus quemaduras.

Si tu hijo o hija no se encuentra bien, también debes orar a Dios.

No siempre poner todo Su confianza en los médicos y profesionales médicos.

He tratado varios casos en los que Dios intervino milagrosamente.

También realicé varias cirugías en las que sabía que Dios estaba involucrado.

Entonces, Si tu El niño está enfermo, Dios puede sanarlo.

Lleve a su hijo al médico y ore por su curación.

La Escritura dice:

Ten piedad de mi, Señorporque soy débil; cúrame, Señorporque me duelen los huesos.

Salmo 6:2

Oremos

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

Querido Padre Celestial,

Estoy ante Ti asombrado, Tu gloria y poder son incomparables. Es con un corazón humilde que hago mi petición.

Mi hijo, mi amante, está enfermo.

Tú, el gran sanador, lo sabes: el peso de mis preocupaciones, mis llantos silenciosos no son un secreto para Ti. “Antes de que llamen, responderé”, prometes Isaías 65:24.

Padre, me aferro a esta promesa.

Confío en Ti, el Inmutable. Mi hijo débil y que lucha necesita tu toque sanador. En vuestra infinita sabiduría preguntáis: “¿Alguno de vosotros está enfermo?” (Santiago 5:14). Sí, Señor, respondo.

Mi hija, querida mía, te necesita.

En este momento de necesidad te busco. Porque sólo tú puedes renovar a mi hijo. Tú, Todopoderoso, aliento de vida, eres nuestro refugio.

Y por eso te lo ruego.

Desciende en Tu misericordia, Padre. Concédele a mi hijo el milagro de tu curación como lo prometiste. Éxodo 15:26“Porque yo soy el Señor que os sana”.

Tus palabras traen esperanza, Todopoderoso.

Las fuerzas de mi hijo robadas por la enfermedad pueden ser restauradas por ti. Deja que mi hijo disfrute del Pan de Curación como Tú lo has explicado. Mateo 15:26porque la curación es el pan de los niños.

Padre, tus promesas se mantienen.

Eres nuestro ancla en esta tormenta. En medio de este dolor, Tú eres nuestro Consolador. Por favor, libra a mi hijo de la enfermedad, así como libraste a los israelitas de la esclavitud.

Después de todo, eres nuestro Salvador.

Mientras oro, ya siento una oleada de gratitud. Te doy gracias, Dios, oyente de las oraciones, fuente de todo bien. Mi corazón se alegra porque sé que has escuchado mi súplica.

Amén, mi rey, amén.

Por sus llagas fuimos sanados

¿Murió Jesús en vano?

Por supuesto que no lo hizo.

El sufrimiento y la muerte de Jesucristo tenían como objetivo sanar nuestras almas.

Estábamos llenos de pecado y mediante su persecución y sacrificio fuimos redimidos por Dios.

Por la muerte de Cristo ya no estamos lejos de nuestro Padre.

Esto significa que cuando oramos, Dios está listo para escuchar y responder a todos nuestros deseos.

Eso no es todo. También debemos tener una fe inquebrantable en Dios.

Si a tu hijo le han diagnosticado una enfermedad terminal, confía en que Dios la superará.

Dios puede hacer cualquier cosa si creemos en él.

Las escrituras dicen:

Y haré todo lo que pidáis en mi nombre, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Juan 14:13

Oremos

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

Padre Celestial, eres nuestro escudo y nuestra fortaleza. Hoy me arrodillo ante ti con una petición. Una petición envuelta en el amor de un padre. Es para mi hijo, tu amada creación.

Señor, eres todopoderoso. No hay nada que escape a tu alcance divino. Ninguna enfermedad es demasiado fuerte para que puedas curarla. Esta verdad se refleja en las palabras del salmista: “Salmo 147:3. Él sana a los que tienen el corazón roto y venda sus heridas.”

Señor, nuestra fe en ti es sólida como una roca. Creemos en tu poder para curar todas las enfermedades. Sabemos que tu toque es suficiente para sanar a los quebrantados. Usted dijo, “Jeremías 30:17. Restauraré tu salud y sanaré tus heridas”.

Padre, hoy enfrentamos la enfermedad en Tu nombre. Nos negamos a inclinarnos ante su sombra. Tu palabra nos ha fortalecido para ser valientes. Dígale a la enfermedad: “¡Ya basta!”

Hoy declaramos que el dolor de nuestro hijo ha terminado. Reemplazamos las lágrimas con alegría. Tristeza con risa. Como explicó David Salmo 30:2“Señor Dios mío, te pedí ayuda y tú me sanaste.” También clamamos a ti, Señor.

En su nombre, rechazamos el riesgo de pérdida. Nuestro hijo no será víctima de una enfermedad. Mantenemos nuestra promesa Isaías 41:10“Así que no temáis, porque yo estoy con vosotros; No desmayéis, porque yo soy vuestro Dios. Yo te fortaleceré y te ayudaré”.

Dios Todopoderoso, te pedimos tu toque sanador. Que afecte a nuestro hijo. Que devuelva la vitalidad al cuerpo y la paz al alma.

Te miramos a ti, nuestro Señor y Salvador, con gratitud. Porque escuchas nuestras peticiones. Sanas nuestros corazones. Tu amor es nuestro refugio, nuestro refugio en tiempos turbulentos. mientras leemos Filipenses 4:6-7“No estéis afanosos por nada, sino que en toda situación, con oraciones y peticiones, con acción de gracias, presentad vuestras peticiones a Dios”.

Gracias Señor porque eres nuestro sanador. Nuestro proveedor. Nuestra esperanza. Eres la respuesta a nuestras oraciones. Por eso confiamos en tu amor, confiamos en tus promesas y confiamos en tu tiempo. Para “El Señor está cerca de todos los que lo invocan, de todos los que lo invocan en verdad”.

Sanación a través de la fe

La fe y la curación van de la mano.

Así como el combustible de un automóvil lo mueve de un lugar a otro, tu fe alimenta tus oraciones para que Dios las responda.

Hay muchos malentendidos sobre lo que significa la fe y lo que no significa.

Pero para mí normalmente no se trata de lo que funciona para los demás, sino de lo que ha funcionado en mi vida.

Para mí la fe significa creer que con Dios todo es posible.

Esto significa que en circunstancias extremas, Dios puede librarte de tus problemas.

Por eso, oraremos para que Dios supere todos los problemas en la vida de su hijo.

Oraremos por una pronta curación y buena salud.

La Escritura dice:

En verdad os digo, que si vuestra fe es tan pequeña como un grano de mostaza, podéis decir a este monte: “Ve de aquí allá”, y se moverá. Nada será imposible para ti.

Mateo 17:20

Oremos

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

Querido Padre, escucha nuestra humilde oración. Tu misericordia es nuestro consuelo y la buscamos para nuestro precioso hijo. Tú, que calmaste el mar tempestuoso con una palabra, traes la paz a nuestros corazones.

Necesitamos tu curación, Todopoderoso. Por favor, libera a nuestro hijo de la enfermedad, así como liberaste a los israelitas de la esclavitud. Fortalécelos y devuélveles la alegría.

Tu promesa en Jeremías 30:17 nos da esperanza: “Yo os devolveré la salud y os sanaré de vuestras heridas”. Hacemos una declaración sobre esta promesa. Vemos a nuestro hijo completo otra vez. La fe alimenta nuestras palabras y la fe no conoce fronteras.

Nos aferramos a Tu Palabra, Señor, que habla de vida y sanación. Creemos en una recuperación total como se indica en Isaías 53:5: “Por sus llagas fuimos sanados”. Reclamamos esta verdad para nuestro hijo, Señor.

Por la fe ordenamos que la enfermedad desaparezca. nos dijiste Lucas 10:19“Os he dado autoridad para vencer todo el poder del enemigo”. Nuestra fe aplasta al enemigo de la enfermedad.

Señor, que Tu Espíritu guíe a nuestro hijo. Repetimos la oración de David Salmo 31:3“Por amor de tu nombre guíame y guíame.” Deja que tu Espíritu Santo traiga paz y consuelo.

Sabemos que Tu presencia es un escudo, una fortaleza. Cuando pasaste por el horno de fuego con Sadrac, Mesac y Abed-nego, ellos quedaron ilesos. Nuestro niño está protegido en tu presencia.

Terminamos esta oración con un corazón agradecido, como dice 1 Tesalonicenses 5:18“Gracias en todas las situaciones.” Te damos gracias, Padre, por restaurar la salud de nuestro hijo.

En tu nombre oramos, Amén.

preguntas frecuentes

¿Qué es una oración poderosa por la curación de un niño?

Padre Celestial, hoy venimos a ti con el corazón lleno de fe y amor. Se nos recuerda esto Salmo 107:20: “Envió su palabra y los sanó; él la rescató de la tumba”. Humildemente te pedimos que le des tus manos sanadoras a esta amada niña. Eliminar su sufrimiento. Recupera tu salud. Deja que la paz reemplace cualquier malestar. Ponemos esta oración en manos de Jesús. Amén.

¿Cuál es una buena oración por un niño enfermo?

Querido Padre, nos dirigimos a usted con una petición. Dale a este precioso niño tu misericordia y sanación. Tus palabras puras Santiago 5:15 inspira nuestra fe: “Y la oración ofrecida con fe sanará a los enfermos; El Señor los levantará.” Ilumina su camino con tu luz sanadora. Fortalece tu mente, dale energía a tu cuerpo. Oramos esto con confianza y amor en el nombre de Jesús. Amén.

¿Cuál es la mejor oración por mi hijo enfermo?

Señor, estoy ante ti como padre. Mi corazón está lleno de preocupación por mi hijo enfermo. Jeremías 17:14 inspira mi oración: “Sáname, oh Señor, y seré sano; Sálvame y seré salvo, porque tú eres mi alabanza”. Por favor rodéalo con tu amor. Guía a quienes lo cuidan. Que mi fe sea fuerte. Tu misericordia y amor nunca fallan. Oramos en el nombre de Jesús. Amén.

¿Cuál es un buen versículo de la Biblia para un niño enfermo?

Para un niño enfermo, Salmo 34:19 trae esperanza: “El justo tendrá muchos problemas, pero de todos ellos el Señor lo librará”.

Es un recordatorio de la presencia constante de Dios. Proporciona consuelo y curación, incluso en las horas más oscuras.

¿Qué es una oración rápida por curación?

Nuestro Padre Celestial, invocamos tu promesa Jeremías 30:17: “Porque yo restauraré tu salud y sanaré tus heridas, dice el Señor.” Por favor tócanos con tu mano sanadora. Restaura nuestra salud. Creemos en tu poder, Señor. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

¿Cómo oro por los niños enfermos?

Querido Padre, levantamos a los hijos agobiados por la enfermedad. Confiamos en tu promesa Éxodo 23:25: “Adora al SEÑOR tu Dios, y su bendición estará sobre tu comida y tu agua. Quitaré la enfermedad de entre vosotros”. Por favor, elimina tu sufrimiento. Fortalece tu cuerpo y mente. Oramos esto en el nombre de Jesús. Amén.

¿A quién puedo orar por un niño enfermo en el hospital?

Podemos orar por un niño hospitalizado, sus cuidadores y su familia. “Querido Señor, oramos por este niño. Salmo 41:3 nos guía: “El Señor la sustentará en su lecho de enferma y la recuperará de su lecho de enferma”. Bendice a quienes cuidan del niño. Dale fuerza a la familia. Tu amor y misericordia nos guían. En el nombre de Jesús oramos. Amén.”

¿Cómo puedo orar por la curación de mi hijo?

Dios, busco tu sanación para mi hijo. Mateo 18:19 Nos llena de esperanza: “Otra vez os digo, si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra, todo lo que pidan, mi Padre que está en los cielos lo hará por ellos”. Nos ponemos de acuerdo y pedimos tu poder sanador. Sigamos fuertes en esta prueba. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

¿Cuáles son algunas oraciones curativas para un niño pequeño?

Padre Celestial, te traigo a este pequeño. Salmos 30:2 nos da valor: “Señor, Dios mío, te pedí ayuda y tú me sanaste”. Escucha nuestros gritos. Sana a este pequeño. Déjalo ser fuerte en tu amor. Confiamos en tu misericordia. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

¿Cómo puedo orar por un amigo que tiene un hijo enfermo?

Señor, te pido que consueles a mi amigo. Están luchando con la enfermedad de su hijo. Salmo 9:9 es nuestro refugio: “El Señor es refugio para los oprimidos, fortaleza en tiempos de angustia”. Sé su fortaleza. Sana a tu hijo. Dales coraje. Oramos esto en el nombre de Jesús. Amén.

¿Qué es una oración por una madre con un niño enfermo?

Querido Dios, oro por una madre con su hijo enfermo. Tus palabras puras Isaías 41:10 consuélanos: “No temáis, porque yo estoy con vosotros; No desmayéis, porque yo soy vuestro Dios. Yo te fortaleceré y te ayudaré; Te sostendré con mi diestra justa”. Dale fuerza. Sana a su hijo. Oramos esto en el nombre de Jesús. Amén.

¿Cómo puedo orar por los padres de un niño enfermo?

Dios, elevamos hacia Ti a los padres de un niño enfermo. Nos apoyamos 2 Corintios 1:3-4 para consuelo: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de compasión y Dios de toda consolación, que nos consuela en todas nuestras angustias”. Consuélalos, Señor. Sana a tu hijo. Oramos esto en el nombre de Jesús. Amén.

¿Qué oraciones puedo decir por mi nieta enferma?

Señor, oro por la curación de mi nieta. Salmo 103:2-3 es nuestra oración: “Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides todos sus beneficios, que perdona todos tus pecados y sana todas tus enfermedades”. Señor, sánalos. Consuelala. Rodéala de amor. Oramos en el nombre de Jesús. Amén.

Divulgación de contenido:

En The Faithful Christian Blog creo contenido auténtico e inspirador. Aunque soy el autor principal, ocasionalmente uso IA para mejoras menores del lenguaje. Este uso mínimo de IA garantiza artículos confiables y de alta calidad sin comprometer la originalidad o la sinceridad, lo que en última instancia respalda nuestro camino de fe compartido.

Sentido,

Dr. Akatakpo Dunn

Akatakpo Dunn

Dr. Akatakpo Dunn es un seguidor comprometido de Cristo, un miembro activo y orador, y un constante aprendiz de las Escrituras. Apasionado por su fe y por servir a los demás, se esfuerza por compartir su viaje espiritual y sus conocimientos para inspirar y elevar a sus compañeros creyentes. Ha estado activo en la iglesia por más de 23 años. A través del Blog Cristiano Fiel, el Dr. Dunn comparte su amor por Dios, la filantropía y las Escrituras y proporciona un recurso valioso para quienes buscan crecer en su fe.

Sígueme YouTube, Facebook, Gorjeo, InstagramY Pinterest.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

Poderosa oración curativa para un niño enfermo (con versículos bíblicos)

La enfermedad de un niño puede ser una experiencia angustiante para los padres. En momentos como estos, acudir a la oración puede ofrecer consuelo y esperanza. En este artículo, compartiremos una poderosa oración curativa para un niño enfermo, respaldada por versículos bíblicos que nos brindan fuerza y fe.

1. Oración de sanación:

Querido Dios,

Te ruego que pongas tus manos sanadoras sobre mi querido hijo/a [nombre del niño/a], quien está sufriendo debido a su enfermedad. Sé que eres el Dios de la misericordia y el consuelo, y te pido que des lugar a tu amor y tu poder sanador en su cuerpo.

Señor, te pido que restaures la salud del niño/a, que alivies su dolor y su sufrimiento. Te pido que lo/a rodees de tu amor y tu paz, y que restaures su fuerza y vitalidad. Te ruego que guíes a los médicos y a todo el equipo de atención médica para que tomen decisiones sabias y encuentren el tratamiento adecuado para su recuperación.

A medida que oro por la sanación física de mi hijo/a, también te pido que cures cualquier herida emocional o espiritual que pueda estar experimentando. Fortalécelo/a en cuerpo, mente y espíritu, y ayúdalo/a a encontrar consuelo en ti durante esta difícil temporada.

Dios, confío en que tienes un plan divino para la vida de mi hijo/a, y te pido que lo/la protejas y lo/la mantengas seguro/a bajo tu cuidado amoroso. Aunque estoy ansioso/a y temeroso/a en este momento, te entrego todas mis preocupaciones y confío en tu infinito amor y sabiduría.

En el nombre de Jesús, amén.

2. Versículos bíblicos para la fortaleza y la sanación:

Proverbios 3:5-6:

“Confía en el Señor de todo corazón; no dependas de tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos y él allanará tus sendas.”

Jeremías 17:14:

“Sáname, Señor, y quedará sanado; sálvame y me salvaré, porque tú eres mi alabanza.”

Mateo 11:28:

“Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.”

3. Recursos adicionales para la oración y la sanación:

Aquí hay algunas fuentes adicionales que puedes consultar para encontrar más guía y apoyo espiritual durante este tiempo:

  1. Bible.com – Un sitio web que ofrece acceso a la Biblia en diferentes traducciones y recursos para el estudio bíblico.
  2. GotQuestions.org – Un sitio web con respuestas bíblicas a preguntas teológicas y de fe.
  3. Christianity.com – Un recurso en línea con artículos y consejos sobre la oración cristiana.

Recuerda que la oración es una forma poderosa de conectarse con Dios y encontrar consuelo. No dudes en buscar apoyo adicional de tu comunidad de fe, líderes religiosos y familiares durante este tiempo desafiante. Mantén tu fe en alto y confía en el amor y la sanación de Dios.

“Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa” (Isaías 41:10).


Deja un comentario