Gloria Copeland Escrituras curativas de la Biblia: 43 Versículos KJV –

La Biblia ha sido una fuente de inspiración y consuelo para millones de personas a lo largo de los siglos. En ella se encuentran versículos llenos de poder y promesas de sanidad, que se han convertido en un faro de esperanza para aquellos que buscan una curación divina. Acompáñanos en este artículo donde exploraremos 43 escrituras curativas de la Biblia, según la versión KJV, y descubriremos cómo estas palabras pueden transformar nuestra vida y restaurar nuestra salud. ¡Prepárate para recibir un mensaje de fe y sanidad!

¿Alguna vez has experimentado el poder de la sanación divina? ¿Alguna vez has visto a un ser querido sanado de una enfermedad debilitante por el toque sanador del Todopoderoso? Si es así, entonces sabes el profundo impacto que la curación puede tener en nuestras vidas.

Como creyentes, sabemos que la Palabra de Dios es una herramienta poderosa para la sanación. Las Escrituras están llenas de historias de curaciones milagrosas, desde que a los ciegos se les dio la vista hasta a los cojos que pudieron caminar. Y la buena noticia es que estas historias de curación no son sólo viejas historias: todavía suceden hoy en día.

Por eso me emociona tanto presentarles el increíble trabajo de Gloria Copeland. Gloria es una mujer de gran fe y cree firmemente en el poder sanador de la Palabra de Dios. Ha pasado décadas estudiando las Escrituras y poniendo su fe en práctica, y los resultados hablan por sí solos.

A través de su ministerio, Gloria ha ayudado a innumerables personas a encontrar sanación y plenitud en sus vidas. Ya sea que esté luchando contra una enfermedad física, dolor emocional o confusión espiritual, ella tiene una gran sabiduría y conocimiento para compartir con usted.

En este artículo, descubrirá algunas de las escrituras curativas más poderosas de la Biblia, así como ideas e historias de las propias experiencias de Gloria. Aprenderá a orar por sanidad, a cumplir las promesas de la Palabra de Dios y a confiar en Su bondad y fidelidad.

Entonces, si estás listo para experimentar el poder transformador de la sanación divina, te invito a unirte a mí en este viaje con Gloria Copeland. Juntos exploraremos las profundidades del amor y la misericordia de Dios y descubriremos la curación que Él tiene para nosotros. ¡Sumerjámonos en la Palabra de Dios y veamos qué milagros tiene reservados para nosotros!

Contenido

Escritos curativos de Gloria Copeland

Gloria Copeland Escrituras curativas de la Biblia: 43 Versículos KJV -

Aquí hay una lista de 43 escrituras curativas en la versión KJV de la Biblia que Gloria Copeland usa en su enseñanza sobre la curación:

1 Éxodo 15:26

“Y él dijo: Si obedeces diligentemente la voz de Jehová tu Dios, y haces lo recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, entonces no haré morir ninguna de estas enfermedades. sobre ti, que traje sobre los egipcios; porque yo soy el SEÑOR que os sana.

2 Éxodo 23:25

“Y serviréis a Jehová vuestro Dios, y él bendecirá vuestro pan y vuestra agua; y quitaré la enfermedad de entre vosotros”.

3. Deuteronomio 7:15

“Y Jehová quitará de vosotros toda enfermedad, y no pondrá sobre vosotros ninguna de las malas enfermedades de Egipto, que vosotros conocéis; pero yo los impondré a todos los que os aborrecen.

4. Deuteronomio 30:19-20

“Llamo al cielo y a la tierra para que proclamen contra vosotros este día, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia, para que ames a Jehová tu Dios, y oigas su voz y te aferres a él; porque él es vuestra vida y la duración de vuestros días; para que habitéis en la tierra que Jehová juró a Jacob a vuestros padres, Abraham, Isaac y otros, que les daría”.

5. 2 Crónicas 7:14

“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y busca mi rostro, y se vuelve de sus malos caminos; Entonces oiré desde el cielo, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra”.

6. Salmo 6:2

“Ten misericordia de mí, oh SEÑOR; porque soy débil. Oh SEÑOR, sáname; porque mis huesos están angustiados”.

7. Salmo 30:2

“Señor Dios mío, a ti clamé y tú me sanaste”.

8. Salmo 34:19

“El justo tiene muchas aflicciones, pero de todas ellas el Señor lo libra”.

9. Salmo 41:3

“El Señor lo fortalecerá en su lecho de sufrimiento; toda su cama harás en su enfermedad”.

10. Salmo 91:3-4

“Ciertamente él os librará del lazo del cazador y de la plaga abominable. Con sus plumas te cubrirá, y en sus alas confiarás; su verdad será vuestro escudo y escudo”.

11. Salmo 103:2-3

“Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides todos sus beneficios, que perdona todos tus pecados; quien sana todas tus enfermedades”.

12. Salmo 107:19-20

“Entonces clamarán a Jehová en su angustia, y él los librará de su angustia. Envió su palabra y los sanó y los libró de su destrucción”.

13. Proverbios 3:5-8

“Confía en el Señor

14. Proverbios 4:20-22

“Hijo mío, presta atención a mis palabras; inclinad vuestro oído a mis dichos. No dejes que se aparten de tus ojos; mantenlos en el centro de tu corazón. Porque son vida para quienes los encuentran, y salud para toda su carne”.

15. Isaías 41:10

“No tengas miedo; porque estoy contigo. No te asustes; porque yo soy vuestro Dios; Yo te fortaleceré; sí te ayudaré; sí, te sostendré con la diestra de mi justicia”.

16. Isaías 53:4-5

“Ciertamente él llevó nuestros dolores y nuestras angustias; pero lo consideramos afligido, azotado de Dios y afligido. Pero él herido fue por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades: el castigo de nuestra paz fue sobre él; y por sus llagas seremos curados”.

17. Isaías 57:18-19

“He visto sus caminos y lo sanaré. También lo guiaré y consolaré a él y a sus dolientes. Yo creo el fruto de los labios; Paz, paz a los que están lejos y a los que están cerca, dice Jehová; y yo lo sanaré”.

18. Jeremías 17:14

“Sáname, oh SEÑOR, y seré sanado; Sálvame y seré salvo; porque tú eres mi alabanza”.

19. Jeremías 30:17

“Porque yo te restauraré la salud y te sanaré de tus heridas, dice Jehová; porque os llamaron desterrados, diciendo: Esto es Sión, a quien nadie busca.

20. Joel 3:10

“Convierted vuestras rejas de arado en espadas y vuestras podaderas en lanzas. Que los débiles digan: soy fuerte”.

21. Nahúm 1:9

“¿Qué pensáis contra el Señor? él provocará un fin completo; la tribulación no volverá a venir”.

22. Malaquías 4:2

“Pero a vosotros que teméis mi nombre, nacerá el sol de justicia, con curación en sus alas; y saldréis y creceréis como terneros en el establo.

23. Mateo 4:23-24

“Y Jesús recorría toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda clase de enfermedad y dolencia en el pueblo. Y su fama se extendió por toda Siria. Y le traían todos los enfermos, los que padecían diversas enfermedades y tormentos, y los endemoniados, y los dementes, y los paralíticos; y él la sanó”.

24. Mateo 8:2-3

“Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme”. Y Jesús extendió la mano, lo tocó y dijo: Quiero; Estar limpio. Y al instante quedó curado de su lepra”.

25. Mateo 8:16-17

“Cuando llegó la noche, le trajeron muchos endemoniados. Y con su palabra expulsó los espíritus, y sanó a todos los enfermos, para que se cumpliera lo que había dicho el profeta Isaías: Él mismo tomó sobre sí nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias”.

26. Mateo 9:35

“Y Jesús recorrió todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo”.

27. Mateo 10:1

“Y llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad contra los espíritus inmundos, para expulsarlos y sanar toda clase de enfermedades y dolencias de toda especie”.

28. Mateo 15:30-31

“Y vino a él gran multitud, trayendo consigo cojos, ciegos, mudos, mancos y muchos otros, y los arrojaron a los pies de Jesús; y los sanó, tanto, que la multitud se maravillaba, al ver a los mudos hablar, a los cojos sanar, a los cojos andar, y a los ciegos ver; y glorificaron al Dios de Israel”.

29. Marcos 11:23-24

“Porque de cierto os digo, cualquiera que diga a este monte: Que se lo lleven y lo arrojen al mar. y no dudará en su corazón, sino que creerá que las cosas que dice sucederán; tendrá todo lo que diga. Por eso os digo que todo lo que pidáis orando, creed que lo recibiréis y lo obtendréis”.

30. Marcos 16:17-18

“Y estas señales seguirán a los que creen; En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán en lenguas nuevas; Acogerán serpientes; y si beben algo mortífero, no les hará daño; Sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán.

31. Lucas 4:18-19

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para predicar el evangelio a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a predicar liberación a los cautivos y vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a predicar el año agradable del Señor”.

32. Lucas 6:19

“Y toda la multitud quería tocarlo; porque de él salió poder que los sanó a todos”.

33. Lucas 8:43-48

“Y una mujer que había padecido flujo de sangre durante doce años, y había pasado todo su sustento con los médicos, y no podía ser curada por ninguno de ellos, se acercó a él por detrás y tocó el borde de su manto; e inmediatamente su flujo sanguíneo se detuvo. Y Jesús dijo: ¿Quién me tocó? Cuando todos negaron, Pedro y los que estaban con él dijeron: Maestro, la multitud te aprieta y te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado? Y Jesús dijo: Alguien me tocó; porque noto que la virtud ha desaparecido de mí. Y cuando la mujer vio que no estaba escondida, vino temblando y postrándose delante de él, le contó delante de todo el pueblo por qué lo había tocado, y cómo al instante quedó sana. Y él le dijo: ¡Hija, ten buen consuelo! Tu fe te ha sanado; Ve en paz.”

34. Juan 5:6-9

“Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba mucho tiempo en esta situación, le dijo: ¿Quieres ser sanado? El hombre inconsciente le respondió: Señor, no tengo hombre que pueda arrojarme al estanque cuando el agua está turbulenta. Pero cuando llego, otro desciende delante de mí. Jesús le dijo: Levántate, toma tu camilla y anda. Y luego el hombre fue sanado, y tomando su camilla, y anduvo; y aquel mismo día era sábado”.

35. Juan 14:27

“La paz os dejo, mi paz os doy; “No como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”.

36. Hechos 3:16

“Y su nombre ha fortalecido a este hombre, a quien veis y conocéis, por la fe en su nombre; sí, la fe que está con él le ha dado esta perfecta salud en tu presencia”.

37. Hechos 9:34

“Y Pedro le dijo: Eneas, Jesucristo te sana. Levántate y haz tu cama. Y él se levantó inmediatamente”.

38. Romanos 8:2

“Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte”.

39. 1 Corintios 12:9

“A una fe diferente por el mismo Espíritu; a otro el don de curación por el mismo Espíritu”.

40. 2 Corintios 1:3-4

“Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación; El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos consolar a los que están en todas las tribulaciones, mediante el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios”.

41. Gálatas 3:13-14

“Cristo nos redimió de la maldición de la ley al hacerse maldición por nosotros. Porque escrito está: Maldito todo el que es colgado en un madero, para que la bendición de Abraham llegue a los gentiles por medio de Jesucristo; para que por la fe recibamos la promesa del Espíritu”.

42. Santiago 5:14-15

“¿Hay alguno entre ustedes que esté enfermo? Llama a los ancianos de la iglesia. y orarán por él y lo ungirán con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo resucitará; y si ha cometido pecados, le serán perdonados”.

43. 1 Pedro 2:24

“Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos al pecado, vivamos para la justicia; por cuya llaga fuisteis sanados”.

Oración poderosa por la curación.

Querido Padre Celestial,

Vengo a vosotros en el nombre de Jesucristo, mi Señor y Salvador. Te agradezco tu infinito amor y misericordia hacia mí, a pesar de mis defectos y carencias. Humildemente pido tu divina intervención en mi vida, especialmente en este momento de conflicto espiritual.

Señor, tu Palabra dice en Efesios 6:12 que no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales. Te pido que me fortalezcas en la lucha contra estas fuerzas que buscan dañarme y obstaculizar mi progreso en la vida.

En el nombre de Jesucristo, reprendo todo espíritu maligno que obra contra mí. Rompo cada maldición, maleficio y hechizo que me impone el enemigo. Te pido que me protejas con toda la armadura de Dios como se describe en Efesios 6:13-17. Que esté ceñido con el cinturón de la verdad, la coraza de justicia, el calzado del evangelio de la paz, el escudo de la fe y el yelmo de la salvación.

Señor, te pido que me sanes de todas las heridas espirituales que he sufrido en esta batalla. Te pido que renueves mi mente y mi espíritu, para que sea transformado por la renovación de mi espíritu, como dice Romanos 12:2. Que siempre piense y actúe según Tu voluntad y no según los caminos del mundo.

Por último, te pido, Señor, que me llenes de tu Espíritu Santo. Que me guíe tu sabiduría, tu fuerza y ​​tu amor mientras sigo enfrentando los desafíos de la vida. Gracias por escuchar mi oración y responderla según tu voluntad.

En el poderoso nombre de Jesucristo, oro. Amén.

Palabra final sobre la curación

Como has aprendido de las poderosas palabras de Gloria Copeland en su artículo “Escrituras curativas”, la Palabra de Dios es verdaderamente una fuente de sanación y consuelo para quienes la buscan. A través del poder del Espíritu Santo y la verdad de las Escrituras, podemos encontrar sanidad no sólo para nuestro cuerpo físico, sino también para nuestra mente, emociones y alma.

Como creyentes en Cristo, sabemos que nuestra curación definitiva proviene de nuestra relación personal con Jesús, quien murió en la cruz para salvarnos de nuestros pecados y darnos vida eterna. Como dice la Biblia en Juan 3:16: “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su único Hijo, para que todo aquel que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna”.

Si aún no has aceptado a Jesús como tu Señor y Salvador personal, te reto a que lo hagas hoy. Puedes hacerlo confesando tus pecados y pidiendo perdón, creyendo en Jesús y Su sacrificio en la cruz y comprometiendo tu vida a seguirlo.

La Biblia nos dice en Romanos 10:9-10: “Si declaras con tu boca: ‘Jesús es el Señor’, y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”. Porque cree con tu corazón tú y tú serás justificado, y con tu boca confesarás tu fe y serás salvo”.

Entonces te pregunto, mi querido lector: ¿Aceptarás el regalo de la salvación de Dios y experimentarás la sanación y la plenitud que provienen de conocer a Jesús? La elección es tuya, pero oro para que tomes la decisión correcta y comiences tu viaje hacia una vida llena de paz, alegría y amor eterno. Que Dios te bendiga y te guarde siempre.

Lista de escrituras curativas para diversos problemas de salud.

Aquí hay una lista de nuestras principales escrituras curativas que puedes confesar para sanar tu vida:

👉 John Hagee: Escritos curativos para los enfermos para la confesión diaria

👉 40 escritos curativos de Dodie Osteen (con PDF)

👉 Keith Moore 101 Escrituras curativas

👉 Más de 100 Escrituras curativas Kjv: La guía definitiva para la curación

👉 12 poderosas oraciones de guerra para sanar la visión (ojos)

👉 12 escrituras curativas para los pulmones

👉La curación es el pan de los niños Versículo: Mateo 15:26 RVR1960

👉 Escrituras curativas para mujeres (10 poderosos versículos bíblicos)

👉 Escrituras curativas para el dolor físico: 15 versículos bíblicos

👉 Escrituras curativas para el cáncer-KJV: 15 versículos de la Biblia para leer

👉 15 salmos poderosos para sanar el cuerpo: una guía de lectura obligada

👉 18 versículos bíblicos previos a la cirugía para promover la paz y el consuelo

👉 19 versículos bíblicos para la curación después de la cirugía (¡Escrituras para leer de inmediato!)

👉 27 Escrituras para una rápida recuperación y curación de la salud

Sanación cristiana y recursos

Aquí hay algunos sitios web cristianos que pueden ser útiles para quienes buscan curación:

  1. Portal de la Biblia (https://www.biblegateway.com/) – Este sitio web brinda acceso a múltiples traducciones de la Biblia, así como a herramientas para estudiar y comprender la Biblia.
  2. Christianbook.com (https://www.christianbook.com/) – Este sitio web ofrece una amplia selección de libros cristianos, Biblias y otros recursos sobre una variedad de temas, incluida la curación.
  3. Crosswalk.com (https://www.crosswalk.com/) – Este sitio web ofrece artículos, devocionales y otros recursos sobre una variedad de temas relacionados con la fe y la vida cristiana.
  4. Deseando a Dios (https://www.desiringgod.org/) – Este sitio web proporciona recursos, artículos y sermones sobre temas relacionados con la fe y la vida cristiana, con énfasis en buscar el gozo en Dios.
  5. Coalición Evangélica (https://www.thegospelcoalition.org/) – Este sitio web ofrece artículos, recursos y podcasts sobre una variedad de temas relacionados con la fe y la vida cristiana, con énfasis en el ministerio centrado en el evangelio.
  6. Información del Servicio Nacional de Salud: Lista de las enfermedades y dolencias más comunes de la A a la Z
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Preguntas frecuentes sobre las Escrituras curativas de la Biblia según Gloria Copeland – 43 Versículos KJV

Preguntas frecuentes sobre las Escrituras curativas de la Biblia según Gloria Copeland – 43 Versículos KJV

1. ¿Qué son las Escrituras curativas de la Biblia?

Las Escrituras curativas de la Biblia son un conjunto de versículos encontrados en la Biblia que hablan sobre la sanidad divina y el poder de la Palabra de Dios para restaurar y renovar nuestro cuerpo y espíritu. Estos versículos nos brindan esperanza y aliento en tiempos de enfermedad y dolor.

2. ¿Quién es Gloria Copeland?

Gloria Copeland es una autora y maestra cristiana conocida por su enseñanza en la aplicación práctica de la Palabra de Dios para la vida diaria. Ella ha dedicado mucho tiempo al estudio de las Escrituras, y su libro “Escrituras curativas de la Biblia” recopila 43 versículos clave de la versión King James (KJV) relacionados con la sanidad y la salud.

3. ¿Por qué es importante tener conocimiento de estos versículos?

Tener conocimiento de estos versículos nos permite entender y creer en el poder de la Palabra de Dios para sanarnos. La fe es un componente crucial en el proceso de sanidad, y al meditar y declarar estas Escrituras, fortalecemos nuestra fe y confianza en el poder de Dios para obrar milagros en nuestra vida.

4. ¿Cómo puedo utilizar estas Escrituras en mi vida diaria?

Para utilizar estas Escrituras curativas en tu vida diaria, puedes comenzar por leer y meditar en ellos regularmente. Puedes recitarlos en voz alta como declaraciones de fe y afirmación. También es importante estudiar y comprender el contexto de cada versículo para una mejor aplicación.

5. ¿Hay testimonios de personas que hayan experimentado sanidad a través de estas Escrituras?

Sí, hay numerosos testimonios de personas que han experimentado sanidad física, emocional y espiritual al aplicar estas Escrituras curativas en sus vidas. Estos testimonios demuestran el poder transformador de la Palabra de Dios y brindan inspiración a aquellos que están pasando por situaciones de enfermedad y dolor.

6. ¿Es necesario creer en la sanidad divina para que estas Escrituras funcionen?

Sí, la fe es un ingrediente vital al aplicar estas Escrituras curativas. Creer en la sanidad divina y en el poder de la Palabra de Dios es fundamental para recibir los beneficios que prometen estos versículos. La fe se fortalece a medida que conocemos y confesamos las promesas de Dios.

7. ¿Dónde puedo encontrar el libro “Escrituras curativas de la Biblia” de Gloria Copeland?

El libro “Escrituras curativas de la Biblia” de Gloria Copeland está disponible en librerías cristianas y en línea. Puedes encontrarlo en tiendas virtuales como Amazon o en el sitio web oficial de Gloria Copeland.

8. ¿Qué otras fuentes puedo consultar para profundizar en el tema de la sanidad según la Biblia?

Existen diversas fuentes confiables para profundizar en el tema de la sanidad según la Biblia. Algunas recomendaciones incluyen los libros “La Palabra que Sana” de Charles Capps y “Sanidad para el Cuerpo de Cristo” de T.L. Osborn. También puedes consultar recursos en línea, como BibliaTodo y BibleGateway, que ofrecen versiones y herramientas de estudio gratuitas.

Conclusión

Las Escrituras curativas de la Biblia ofrecen una fuente de esperanza y consuelo para aquellos que buscan sanidad y restauración. Al conocer y aplicar estos versículos en nuestra vida diaria, fortalecemos nuestra fe y confianza en el poder de Dios para transformar cualquier situación. No olvides estudiar, meditar y declarar la Palabra de Dios en tu búsqueda de sanidad.

Deja un comentario