John Eckhardt Escrituras curativas de la Biblia: 43 Versículos KJV –

La Biblia es considerada por muchos como una guía espiritual infalible, pero ¿sabías que también contiene poderosas escrituras curativas? En este artículo, exploraremos los 43 versículos de la versión King James (KJV) seleccionados por el renombrado autor John Eckhardt. Estas escrituras no solo nos brindan consuelo en tiempos de enfermedad, sino que también nos recuerdan el amor y la misericordia de Dios. Prepárate para descubrir una nueva dimensión de curación y fortaleza a través de las enseñanzas de la Biblia. ¡Comencemos nuestro viaje de sanidad espiritual juntos!

Si eres como yo, sabrás que la vida a veces puede ser difícil. Todos luchamos con nuestros problemas, ya sea una enfermedad física, dolor emocional o luchas espirituales. Pero ¿alguna vez has pensado en el poder de la Palabra de Dios para traer sanidad a tu vida?

A lo largo de la Biblia vemos a Dios usando Su Palabra para lograr curaciones milagrosas. Desde la mujer con flujo de sangre que fue sanada al tocar el borde del manto de Jesús (Marcos 5:25-34) hasta el hombre ciego a quien Jesús le dio la vista (Juan 9:1-7), vemos que es la voluntad de Dios. La palabra tiene el poder de sanar nuestro cuerpo, mente y alma.

Por eso me complace presentarles las “Escrituras curativas” de John Eckhart. Este libro es un tesoro escondido de las promesas curativas de Dios, compiladas en un solo lugar para facilitar la referencia y la reflexión. Ya sea que esté luchando con dolor físico, heridas emocionales o conflictos espirituales, estos escritos le darán esperanza y aliento.

Permítanme compartir con ustedes sólo un ejemplo de las poderosas promesas curativas de este libro. En Isaías 53:5 leemos: “Mas él herido fue por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades; el castigo de nuestra paz fue sobre él; y por sus llagas fuimos nosotros curados”. Este versículo nos recuerda que Jesús cargó con nuestros pecados y enfermedades en la cruz. ¡Por sus llagas somos curados!

Es posible que hayas escuchado este versículo antes, pero ¿realmente has pensado en su significado y has permitido que penetre profundamente en tu corazón? Las “Escrituras curativas” de John Eckhart le ayudarán a lograrlo. Al leer y pronunciar estas promesas curativas en voz alta, usted transmite vida y salud a su cuerpo, alma y espíritu.

Entonces, mi querido lector, si está listo para experimentar el poder sanador de la Palabra de Dios, le recomiendo encarecidamente que profundice en los Escritos curativos de John Eckhart. Que seas bendecido al descubrir la verdad de que Dios quiere traer sanación y plenitud a cada área de tu vida.

Escritos curativos de John Eckhardt

John Eckhardt Escrituras curativas de la Biblia: 43 Versículos KJV -

Aquí hay 43 escrituras curativas de la Biblia KJV de John Eckhardt:

1 Éxodo 15:26

“Y él dijo: Si obedeces diligentemente la voz de Jehová tu Dios, y haces lo recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, entonces no haré morir a ninguno de estas enfermedades sobre ti que traje a los egipcios; porque yo soy el Señor que os sana”.

2 Deuteronomio 7:15

“Y el Señor quitará de vosotros toda enfermedad, y no pondrá sobre vosotros ninguna de las malas enfermedades de Egipto, que vosotros conocéis; pero yo los impondré a todos los que os aborrecen.

3. Salmo 30:2

“Oh Señor, Dios mío, a ti clamé y tú me sanaste”.

4. Salmo 34:19

“El justo tiene muchas aflicciones, pero de todas ellas el Señor lo libra”.

5. Salmo 41:3

“El Señor lo fortalecerá en el lecho de languidez; toda su cama harás en su enfermedad”.

6. Salmo 103:2-3

“Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides todos sus beneficios, que perdona todos tus pecados; quien sana todas tus enfermedades”.

7. Salmo 107:19-20

“Entonces claman al Señor en su angustia, y él los libra de su angustia. Envió su palabra y los sanó y los libró de su destrucción”.

8. Salmo 147:3

“Él sana a los que tienen el corazón roto y venda sus heridas.”

9. Proverbios 3:7-8

“No seas sabio en tu propia opinión, teme al Señor y evita el mal. Será salud para tu ombligo y médula para tus huesos”.

10. Proverbios 4:20-22

“Hijo mío, presta atención a mis palabras; inclinad vuestro oído a mis dichos. No dejes que se aparten de tus ojos; mantenlos en el centro de tu corazón. Porque son vida para quienes los encuentran, y salud para toda su carne”.

11. Isaías 41:10

“No tengas miedo; porque estoy contigo. No te asustes; porque yo soy vuestro Dios; Yo te fortaleceré; sí te ayudaré; sí, te sostendré con la diestra de mi justicia”.

12. Isaías 53:4-5

“Ciertamente él llevó nuestros dolores y nuestras angustias; pero lo consideramos afligido, azotado de Dios y afligido. Pero él herido fue por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades: el castigo de nuestra paz fue sobre él; y por sus llagas seremos curados”.

13. Isaías 58:8

“Entonces brotará tu luz como la mañana, y tu salud brotará rápidamente; y tu justicia irá delante de ti; la gloria del Señor será vuestra recompensa”.

14. Jeremías 30:17

“Porque yo te restauraré la salud y te sanaré de tus heridas, dice el Señor; porque os llamaron desterrados, diciendo: Esto es Sión, a quien nadie busca.

15. Jeremías 33:6

“He aquí, yo les traeré salud y curación, los sanaré y les revelaré plenitud de paz y de verdad”.

16. Nahúm 1:9

“¿Qué pensáis contra el Señor? él provocará un fin completo; la tribulación no volverá a venir”.

17. Mateo 4:23-24

“Y Jesús recorría toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda clase de enfermedad y dolencia en el pueblo. Y su fama se extendió por toda Siria. Y le traían todos los enfermos, los que padecían diversas enfermedades y tormentos, y los endemoniados, y los dementes, y los paralíticos; y él la sanó”.

18. Mateo 8:2-3

“Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.” Y Jesús extendió la mano, lo tocó y dijo: Quiero; Estar limpio. Y al instante quedó curado de su lepra”.

19. Mateo 8:16-17

“Cuando llegó la noche, le trajeron muchos endemoniados. Y con su palabra expulsó los espíritus, y sanó a todos los enfermos, para que se cumpliera lo que había dicho el profeta Isaías: Él mismo tomó sobre sí nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias”.

20. Mateo 9:35

“Y Jesús recorrió todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo”.

21. Mateo 10:1

“Y llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad contra los espíritus inmundos, para expulsarlos y sanar toda clase de enfermedades y dolencias de toda especie”.

22. Marcos 16:17-18

“Y estas señales seguirán a los que creen; En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán en lenguas nuevas; Acogerán serpientes; y si beben algo mortífero, no les hará daño; Sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán.

23. Lucas 4:18-19

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para predicar el evangelio a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a predicar liberación a los cautivos y vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a predicar el año agradable del Señor”.

24. Lucas 6:17-19

“Y descendió con ellos, y se paró en la llanura, y el grupo de sus discípulos, y una gran multitud de toda Judea y de Jerusalén, y de la costa marítima de Tiro y de Sidón, que venían a oírle y a ser se curan de sus enfermedades; Y los atormentados por espíritus inmundos eran sanados. Y toda la multitud quería tocarlo; porque de él salió poder que los sanó a todos”.

25. Lucas 9:1-2

“Luego reunió a sus doce discípulos y les dio poder y autoridad sobre todos los demonios y para curar enfermedades. Y los envió a proclamar el reino de Dios y a curar a los enfermos”.

26. Lucas 13:11-13

“Y he aquí, había una mujer que estuvo en espíritu de enfermedad durante dieciocho años, y estaba encorvada, y en ninguna manera podía levantarse. Y cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, estás librada de tu enfermedad. Y él impuso sus manos sobre ella, y al instante ella se enderezó y glorificó a Dios”.

27. Juan 10:10

“El ladrón sólo viene a robar, matar y destruir. He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”.

28. Hechos 3:6-8

“Entonces Pedro dijo: No tengo plata ni oro; pero lo que tengo te lo doy: En el nombre de Jesucristo de Nazaret levántate y camina. Y tomándolo por su mano derecha, lo levantó, y al instante sus pies y sus tobillos se fortalecieron. Y él saltó, se levantó, y fue, y entró con ellos en el templo, caminando, saltando y alabando a Dios”.

29. Hechos 10:38

“Como Dios ungió a Jesús de Nazaret con el Espíritu Santo y con poder: anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo; porque Dios estaba con él”.

30. Romanos 8:11

“Pero si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros”.

31. 1 Corintios 12:9

“A una fe diferente por el mismo Espíritu; a otro el don de curación por el mismo Espíritu”.

32. 2 Corintios 1:3-4

“Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación; El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos consolar a los que están en todas las tribulaciones, mediante el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios”.

33. Gálatas 3:13-14

“Cristo nos redimió de la maldición de la ley al hacerse maldición por nosotros. Porque escrito está: Maldito todo el que es colgado en un madero, para que la bendición de Abraham llegue a los gentiles por medio de Jesucristo; para que por la fe recibamos la promesa del Espíritu”.

34. Efesios 6:12

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra la maldad espiritual en las alturas”.

35. Filipenses 4:6-7

“Tened cuidado en vano; pero en todo, con oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones a Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

36. Colosenses 1:13-14

“El que nos libró del poder de las tinieblas y nos trasladó al reino de su amado Hijo: en él tenemos redención por su sangre, el perdón de los pecados”.

37. Santiago 5:14-15

“¿Hay alguno entre ustedes que esté enfermo? Llama a los ancianos de la iglesia. y orarán por él y lo ungirán con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo resucitará; y si ha cometido pecados, le serán perdonados”.

38. 1 Pedro 2:24

“Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos al pecado, vivamos para la justicia; por cuya llaga fuisteis sanados”.

39. 1 Juan 3:8

“Todo aquel que comete pecado es del diablo; porque el diablo ha estado pecando desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”.

40. 1 Juan 4:4

“Hijos, vosotros sois de Dios y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo”.

41. 1 Juan 5:14-15

“Y esta es la confianza que tenemos en él, que cuando le pedimos algo conforme a su voluntad, él nos oye. Y cuando sabemos que todo lo que le pedimos él nos escucha, sabemos que tenemos las peticiones que él desea”.

42. 3 Juan 2

“Amado, deseo sobre todo que estés bien y saludable, así como tu alma está bien”.

43. Apocalipsis 21:4

“Y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos; y no habrá más muerte, ni llanto, ni llanto, ni habrá más dolor; porque las cosas primeras han pasado”. Estos son sólo algunos de los muchos pasajes bíblicos curativos de la Biblia y ofrecen consuelo y esperanza a quienes buscan sanidad física, emocional o espiritual.

Oración poderosa por la curación.

Querido Señor Jesucristo, hoy vengo ante ti en medio de una batalla espiritual. Declaro que tú eres el Rey de Reyes, el Señor de Señores y el Alfa y la Omega. Reconozco que Tú tienes todo poder en el cielo y en la tierra, y confío en que Tú puedes sanarme de todas las dolencias causadas por el enemigo.

Te pido que me cubras con tu preciosa sangre y me llenes del poder del Espíritu Santo. Reprendo cualquier espíritu maligno que me cause dolor, ansiedad, depresión u otro sufrimiento. Declaro que Satanás no tiene poder sobre mí porque soy un hijo de Dios y he sido redimido por la sangre del Cordero.

Señor, te pido que me sanes de cualquier enfermedad física, emocional o espiritual que me afecte. Confío en que Tú eres el Gran Médico y puedes sanarme de toda enfermedad y dolencia. Su Palabra dice en Isaías 53:5: “Mas él herido fue por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades; el castigo de nuestra paz fue sobre él; y por sus llagas seremos curados”.

Creo en tu promesa de curación y confío en que restaurarás mi salud y me sanarás nuevamente. Te pido que me des la fuerza para resistir al diablo y todos sus planes. Declaro que soy más que vencedor por medio de ti que me amaste (Romanos 8:37).

Oro para que me llenes de tu paz que sobrepasa todo entendimiento y que me des el valor para mantenerme firme en mi fe. Su Palabra dice en Efesios 6:12: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra la maldad espiritual en las alturas”.

Oro para que me equipes con toda la armadura de Dios, para que pueda resistir el día malo y, habiendo hecho todo, permanecer firme (Efesios 6:13). Confío que lucharás por mí, y yo permaneceré en silencio (Éxodo 14:14).

Señor Jesús, te doy gracias por tu amor y tu gracia. Te agradezco tu misericordia y tu perdón. Sé que siempre estás conmigo, y confío que nunca me dejarás ni me desampararás (Hebreos 13:5).

En el nombre de Jesús oro. Amén.

Palabra final sobre la curación

Al leer las poderosas palabras de John Eckhart y los escritos curativos que comparte, sin duda habrá sentido el profundo impacto que estas palabras pueden tener en su vida. Has visto cómo la Palabra de Dios puede sanar tu cuerpo, mente y alma y traer paz, alegría y esperanza a tu vida.

Pero hay algo aún más poderoso que las palabras mismas, y es el amor de Dios que representan. Verás, Dios te ama más de lo que puedas imaginar. Él te ama tanto que envió a su único Hijo, Jesucristo, a morir en la cruz por ti. Jesús tomó todos tus pecados y todo tu dolor para que pudieras ser sanado y regresar a una relación correcta con Dios.

Y lo sorprendente es que este regalo de la salvación ahora está disponible para ti. Todo lo que tienes que hacer es aceptarlo. Todo lo que tienes que hacer es decir “sí” a Jesús como tu Señor y Salvador personal e invitarlo a tu corazón. Cuando hagas esto, experimentarás un amor y una paz que sobrepasan todo entendimiento.

Por eso, mi querido amigo, te insto a que des este paso hoy. No esperes ni un momento más. No permitas que las preocupaciones y necesidades de este mundo te impidan experimentar el amor y el poder sanador de Dios. Acepta a Jesús en tu corazón y comienza el viaje más increíble de tu vida. Te garantizo que nunca te arrepentirás.

Lista de escrituras curativas para diversos problemas de salud.

Aquí hay una lista de nuestras principales escrituras curativas que puedes confesar para sanar tu vida:

👉 John Hagee: Escritos curativos para los enfermos para la confesión diaria

👉 40 escritos curativos de Dodie Osteen (con PDF)

👉 Keith Moore 101 Escrituras curativas

👉 Más de 100 Escrituras curativas Kjv: La guía definitiva para la curación

👉 12 poderosas oraciones de guerra para sanar la visión (ojos)

👉 12 escrituras curativas para los pulmones

👉La curación es el pan de los niños Versículo: Mateo 15:26 RVR1960

👉 Escrituras curativas para mujeres (10 poderosos versículos bíblicos)

👉 Escrituras curativas para el dolor físico: 15 versículos bíblicos

👉 Escrituras curativas para el cáncer-KJV: 15 versículos de la Biblia para leer

👉 15 salmos poderosos para sanar el cuerpo: una guía de lectura obligada

👉 18 versículos bíblicos previos a la cirugía para promover la paz y el consuelo

👉 19 versículos bíblicos para la curación después de la cirugía (¡Escrituras para leer de inmediato!)

👉 27 Escrituras para una rápida recuperación y curación de la salud

Sanación cristiana y recursos

Aquí hay algunos sitios web cristianos que pueden ser útiles para quienes buscan curación:

  1. Portal de la Biblia (https://www.biblegateway.com/) – Este sitio web brinda acceso a múltiples traducciones de la Biblia, así como a herramientas para estudiar y comprender la Biblia.
  2. Christianbook.com (https://www.christianbook.com/) – Este sitio web ofrece una amplia selección de libros cristianos, Biblias y otros recursos sobre una variedad de temas, incluida la curación.
  3. Crosswalk.com (https://www.crosswalk.com/) – Este sitio web ofrece artículos, devocionales y otros recursos sobre una variedad de temas relacionados con la fe y la vida cristiana.
  4. Deseando a Dios (https://www.desiringgod.org/) – Este sitio web proporciona recursos, artículos y sermones sobre temas relacionados con la fe y la vida cristiana, con énfasis en buscar el gozo en Dios.
  5. Coalición Evangélica (https://www.thegospelcoalition.org/) – Este sitio web ofrece artículos, recursos y podcasts sobre una variedad de temas relacionados con la fe y la vida cristiana, con énfasis en el ministerio centrado en el evangelio.
  6. Información del Servicio Nacional de Salud: Lista de las enfermedades y dolencias más comunes de la A a la Z
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Las escrituras curativas de la Biblia de John Eckhardt: 43 versículos en KJV

En el mundo de la fe y la espiritualidad, la Biblia es considerada una fuente inagotable de sabiduría divina. En ella se encuentran versículos y pasajes que no solo nos guían en nuestra relación con Dios, sino que también ofrecen consuelo y sanidad en tiempos de dificultad. John Eckhardt, reconocido autor y ministro cristiano, ha recopilado una selección de 43 versículos curativos de la Biblia, basados en la versión King James (KJV).

1. Mateo 4:23 (KJV)

Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia entre el pueblo.

Este versículo nos muestra el ministerio de sanidad de Jesús durante su tiempo en la tierra. Nos enseña que la sanidad es parte integral del evangelio y que Jesús es capaz de restaurar completamente nuestra salud.

2. Éxodo 15:26 (KJV)

… Yo soy Jehová tu Dios, que te sana.

En este pasaje, Dios se revela a sí mismo como nuestro sanador. Nos asegura que Él es capaz de sanar todas nuestras enfermedades y dolencias. Puedes confiar en que Dios está dispuesto y listo para sanarte.

3. Salmos 103:2-3 (KJV)

Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias.

Este versículo nos recuerda que Dios no solo es nuestro sanador físico, sino también nuestro salvador espiritual. Él tiene el poder de perdonar nuestras transgresiones y liberarnos de cualquier enfermedad o angustia.

4. Jeremías 30:17 (KJV)

Porque yo te restauraré la salud, y te sanaré de tus heridas, dice Jehová…

En momentos de aflicción y enfermedad, este versículo nos brinda consuelo y esperanza. Dios promete que nos restaurará y nos sanará. Puedes confiar en que Él está obrando en tu favor, incluso en medio de las dificultades.

5. Santiago 5:16 (KJV)

Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados.

La oración y la comunión entre creyentes desempeñan un papel vital en nuestro proceso de sanidad. Este versículo nos anima a confesar nuestros pecados y orar unos por otros, creando así un ambiente propicio para recibir la sanidad divina.

La importancia de las escrituras curativas

Los 43 versículos curativos de la Biblia seleccionados por John Eckhardt son un recurso invaluable para aquellos que buscan sanidad física, emocional y espiritual. Estas escrituras nos recuerdan que Dios tiene el poder y la voluntad de sanarnos, y que nuestra fe en Su Palabra puede traer sanidad a nuestras vidas.

Es importante estudiar y meditar en estas escrituras con frecuencia, para fortalecer nuestra fe y mantener nuestra confianza en la sanidad divina. Cuando enfrentamos enfermedades o dificultades, estas palabras de la Biblia nos sostienen y nos alientan a creer en la intervención sobrenatural de Dios.

La fe en la Palabra de Dios no solo implica leer y creer en los versículos curativos, sino también aplicarlos en nuestras vidas. Podemos orar con convicción, declarar estas palabras sobre nuestras circunstancias y confiar en que Dios cumplirá Su promesa de sanidad.

Conclusión

John Eckhardt nos brinda una valiosa recopilación de 43 versículos curativos de la Biblia, que nos muestran el corazón de Dios hacia nosotros. Estas escrituras nos enseñan que la sanidad es una parte integral de Su plan para nuestras vidas, y que podemos confiar en Él como nuestro sanador divino.

Si estás buscando sanidad en cualquier área de tu vida, te animo a leer y estudiar estos versículos curativos, creyendo y declarando su verdad. Dios está dispuesto a sanarte y restaurarte, solo debes confiar en Él y aferrarte a Su Palabra.

Referencias:

  1. Bible Gateway
  2. John Eckhardt Ministries

Deja un comentario